TALLERES DE ORACION Y VIDA

 

TALLERES DE ORACION Y VIDA

 

VISION: Ser guía presupone una vocación. Ello significa que se da una seducción, una llamada, una afinidad, una identificación entre un alma y una espiritualidad.

El guía es ante todo un misionero; es decir, un enviado.

Las condiciones personales:

  1. Bastante sensibilidad divina.
  2. Relativa libertad de tiempo.
  3. Capacidad normal de comunicación.
  4. Equilibrio emocional normal.

 

El deseo de TOV es que el guía sea realmente vacacionado, orante, Vacío de si

Una familia que toma en serio a DIOS.

 

 

MISION: TOV es un servicio dentro de la Iglesia, entrega a los fieles un método práctico para aprender a orar y orar de una manera ordenada, variada y progresiva: desde los primeros pasos hasta las profundidades de la contemplación.

El taller toma al tallerista y a la luz de la Palabra, lo introduce en un complejo entramado de reflexión, oración,  mensaje evangélico y análisis de la propia vida. El tallerista es arrastrado, casi sin darse cuenta, a una transformación de vida. Y no se trata de una conversión de un fin de semana, se trata de un proceso lento y evolutivo a lo largo de cuatro meses.

 

 

OBJETIVO: Las personas que vivan el taller en serio, logrará una conversión, su sistema nervioso a través de los ejercicios de silenciamiento quedará impregnado de serenidad y la paz llega a la profundidad del alma mediante la vivencia del abandono.

A si el tallerista:

  1. se liberará de tristezas y angustias.
  2. Sanará las heridas de la vida
  3. Superará complejos de culpa inseguridad o inferioridad.
  4. Recuperará la estabilidad emocional y la alegría de vivir.

TOV CONSIGUE QUE LO DIVINO Y LO HUMANO VAYAN TOMADOS DE LA MANO.

METAS: Como guías tenemos el compromiso de ser:

  1. Personas orantes.
  2. vivir un desierto de 4 HRS. De silencio toda la coordinación una vez al mes.
  3. Vivir un retiro de 3 días de silencio al año.
  4. Impartir taller 1 por semestre.